sábado, 13 de junio de 2009

DE VERDE .... A ROSA


DE VERDE ….. A ROSA

Estamos en fiestas, lo comprendo pero es que Marbella es caótica en cuanto a circulación se refiere, sobre todo porque jamás entenderé por qué las cabezas, que no digo mentes, pensantes
ponen a trabajar los empleados municipales en chapuzas absurdas que perfectamente podrían efectuarse en cualquier otro momento del año.
Pues no, tienen que hacerlo en feria, cortando la mitad de la principal avenida que atraviesa de Oeste a Este Marbella.

Y precisamente, voy yo y decido coger el coche, que por cierto raramente lo cojo para ir al centro, Diez minutos parada en el primer cruce, del verde al rojo y viceversa. Mira que bien; el de mi derecha se fumo un cigarrito; el de mi izquierda preparó albóndigas porque hay que ver como rebuscaba en el fondo de sus fosas nasales, y mientras yo mirando, porque la compañía no invitaba precisamente a la charla.

Media horita larga en un recorrido que habitualmente lleva tres minutos, y ahora toca aparcar. O tienes suerte a la primera o te vas directamente al parking. Está claro que no era mi día, os podéis imaginar lo que ocurrió.
Todo esto porque debía recoger en la agencia de viajes la documentación de nuestro próximo viaje. Cuando me asomo a la puerta había al menos cinco personas esperando y otras tanto siendo atendidas. Lo primero que me vino a la mente eran los minutos de parking que me tocaría pagar, después tranquilamente pedí la vez como si de una carnicería se tratase.

A los tres cuartos de hora ya no sabía que postura tomar en la silla y decidí levantarme y ojear los folletos que invitan a viajar con múltiples ofertas. Me podía haber estado quietecita esperando mi turno, pero no, tenía que echar algo a mis ojos para matar el rato. ¡! HORROR ¡! Fiordos, Noruega… mi barco, mi crucero, no puede ser; ofertas al 50%, regalo de vuelos, paquetes de bebidas. Decidí colocar mi pandero en lugar seguro porque sentía que las piernas me temblaban, la bilirrubina me ascendía y en cualquier momento iba a gritar. El único movimiento que mis músculos ejercitaron, fue el levantamiento de mi mano con el folleto abierto haciendo todo tipo de señales llamando la atención de Raquel, la señorita que tenía mi documentación ya pagada desde hace meses. Gesticulaba con tanto ímpetu que optaron por atenderme, porque debía de estar verde de rabia.

Casi no podía articular palabras, mostrando la oferta de mi crucero que reservé el año pasado, ahora a mitad de precio. Le dije: Dime que esto no es verdad… menos mal que ya no quedaba nadie en la agencia porque de un momento a otro notaba que me iba a salir sapos por mi boca. La muchacha no sabía que decirme salvo que los folletos habían llegado hoy y ni siquiera ella estaba enterada de las nuevas ofertas. Llamó a Costa Cruceros para intentar arreglar el desaguisado. Estamos hablando de unos mil euros, que no es moco de pavo. Nada, le contestan que esta oferta no tiene efecto retroactivo, si quiero acogerme a la oferta debo anular mi reserva con el consiguiente gasto y volver a empezar. Demasiado tarde, mi tono de voz se tornó amenazante y sinceramente no recuerdo lo que dije o hice pero debió de ser muy fuerte porque me dijeron que intentarían resarcirme de alguna forma aunque sólo sea con alguna migaja, pero que me calmara. Me llamarían esta tarde para decirme algo pues iban a consultar con… me da igual con quién.


Salí de la agencia a las dos y media de la tarde, hablando sola, ni siquiera me importaba ya la mísera cantidad que tuve que abonar de parking, estaba pensando en el timo de la estampita. ¡! Cómo se lo contaba a mi José ¡!
Yo que había preparado este viaje con tanto cariño y antelación, para ahorrarnos un dinerillo y toma ya, la crisis ha llegado a los cruceros y ahora dan un dos por uno.
O sea que el del camarote vecino es posible que se haya ahorrado los vuelos hasta Copenhague y encima le dan un paquete de bebidas ilimitadas gratis.

Hoy no he comido de la rabieta que tenía… menos mal que José me ha tranquilizado y el móvil suena… Me dan esperanzas. Con los vuelos no pueden hacer nada, pero me consiguen el paquete de bebidas. Os aseguro que me voy a emborrachar todos los días porque estos de Costa Cruceros se van a enterar.


Menos mal que toca diana, la hora de salir para ver bailar a las niñas por el paseo marítimo. Esto me alivia, el huracán se convierte en tormenta tropical y ahora mismo ya no queda ni eso. Creo que he descargado mi ira verde con vosotros y ahora me voy a descansar rosita. Mañana saldrá el sol igual que todos los días, pero yo no volveré a pagar un viaje con antelación. Lo haré a débito

17 comentarios:

  1. que historia!!

    te entiendo porqué estaría igual que tú!! jajajajajjaja
    te imagino en ese momento con semejante rabia!!!!!

    tienes razón......emborráchate!! jajjaja

    ResponderEliminar
  2. la del comentario anterior soy yo!!

    cada tanto me pasa ésto.....
    besitos

    ResponderEliminar
  3. te entiendo hija te entiendo...Habra que haberte visto parecerias el incrible hulk todo en verde...Pues nada a seguir pensando en verde y en el crucero (que envidia¡¡¡)te hinchas a tomar heineken via intravenosa...Un beso solete y gracias por tu disertacion en mi blog ha sido muy instructiva...Un beso amor...

    ResponderEliminar
  4. Uf...como te entiendo...Ojalá puedan solucionártelo.
    Miuchos besos y disfruta del finde.

    ResponderEliminar
  5. Ayy Nuria ¡¡la rabia que dan esas cosas!!!!.. tu insiste, insiste.. a ver si consigues que te lo solucionen, ya sabes que "el que no llora, no mama".. pues eso... dales la plasta hasta que digan "mira, vamos a hacérselo que ya no aguanto másss.." jajaja.... A veces a mi me ha dado resultado eso de ser una pesada.

    Un besote y doisfruta de la feria!!!

    ResponderEliminar
  6. Aquí estoy yo. El remanso de paz y el "calmaor" e aguas turbulentas. ¡Vamos!, que llego a casa -habiendo terminado la jornada laboral y por tanto con los primeros 5 minutos de mis vacaciones- y la Sra. Nuria me los quiere fastidiar con noticias de este calibre. ¡De eso nada!. ¡Vamos, a pasear! y a entrenarte en eso de la consumición. Paseo Marítimo, terracita, mi cosmopolitan (otro para tí cariño) y ya pondremos a los italianos firmes (Costa Cruceros). Eso sí, mi Nuria conseguirá algo ¡vaya que si lo consigue! pues no conocen bien a mi Nuri. Ésta cabreada es pero que muuuuy peligrosa.
    Pero tranquila cariño ¡y de anulación nada! yo me monto en el barquito y me largo a ver los pingüinos.
    Un besito, ciudadana cabreada

    ResponderEliminar
  7. Si cuando digo que te pareces a mi hermana Nuria es por algo, guapa. Tienes una sonrisa tierna, pero los tienes bien puestos, vaya que que sí, como mi hermana. No hay quien le tosa encima, y eso que yo también tengo un carácter fuerte, pero en el fondo ella es encantadora... como tú.
    En casa también llevamos tiempo esperando para ir de viaje y nos iremos a París en menos de un mes. Yo también me hubiera puesto así, y mi pareja, que se parece a tu José en ese aspecto, es apaciguador, me hubiera calmado un poco. Menos mal que está él en estos casos, porque a mí se me hubieran llevado los demonios.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  8. Bueno mujer, tomatelo con calma, y eso si, aprovecha lo del paquete de bebidas, y beberos hasta el agua de los jarrones (cuidado con el higado). Y disfruta de la feria, por cierto, a mi Marbella me encanta, la conozco desde hace muchos años, y he visto como se transformaba, aunque el pueblo sigue siendo precioso, su pescaito, sus vinos, sus callecitas, me encanta. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, que rabieta amiga y con toda razon, pero bueno, aprovecha todo el licor, bebidas de todo tipo y prueba de todo, eso si no te olvides del paisaje y de tu José, que lo disfrutes mucho

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola, Nuria, menuda historias y luego dices de mis rampyrelatos.
    Un rampyfreso

    ResponderEliminar
  11. es desesperante darse cuenta, de algo así. A todos supongo que nos a pasado alguna vez una cosa parecida y te quedas con la cara de tonto y encima con un cabreo de sos pares y señor mio... bueno como minimo disfruta del vije...nos leemos

    ResponderEliminar
  12. Nuria, que suerte tienen en Marbella de tenerte a ti y no a mí, porque habríamos salido en los papeles. Yo, mientras el camaleónico cambio de colores se producía, habría llamado a la policía, eso para ir empezando, habría puesto a Consumo boca arriba, boca abajo y esa agencia de viajes no vende ni un billete de autobus a Ronda mientras yo viva en las cercanías si no me lo arreglan.

    Así me dan luego los infartos, pero eso sí, les monto cada bulería que al menos me quedo a gusto.

    Ahora lo que cuenta es que te tienes que beber hasta la piscina, no se te olvide!!!!

    Besitos preciosa y ya no nos queda nada para el primer abrazo fuertote, fuertote

    ResponderEliminar
  13. Nuria querida, me has hecho reír con ganas, pero no de tus desgracias, sino cuando contás cómo te vas a emborrachar, jajajaja!!!!!
    Muy sabia decisión, no pagar nada por adelantado.

    Mil gracias por tanto afecto, ya sabés cuánto te quiero.

    BESOTES HERMOSA Y BUEN DOMINGO!!!

    ResponderEliminar
  14. Pues nada amiga a vever como cosacos... esto que nos sirva de ejemplo no vale la pena planificar tanto ahora encuentras cruceros hoteles tirados de precio...de todas formas piensa en disfrutarlo...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  15. Que te voy a decir yo?? Animos... jejeje

    ResponderEliminar
  16. jajaja, qué rabia!!! es lógico tu cabreo, pero no lo pienses más, disfruta del viaje y bebeeeee bebeeeee jajajajaja.
    Un besito enorme!!

    ResponderEliminar
  17. MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS
    ME HAN DADO ÁNIMOS PARA SEGUIR CON UNA SONRISA A PESAR DE TODO..... YA TENGO LOS BONOS DE BEBIDAS... NOS VEMOS A LA VUELTA .... BESITOS

    ResponderEliminar