martes, 28 de julio de 2009

A PETICION





Creo que ninguna madre queda indiferente ante las ausencias de sus hijos.
Les damos ese calor tan especial desde que notamos su presencia dentro de nuestro ser, ya en nuestros brazos sentimos que son una prolongación nuestra y por eso nuestro cariño es infinito.

Creemos que nuestro lazo es único y hasta eterno. Desde luego por la parte que nos toca de madres esto es así, pero nuestra parte de hijos se comporta de una forma extraña.

La evolución del amor que un hijo siente por su madre tiene unas fases bien diferenciadas.

Mientras nosotras ,las madres, nos mantenemos linealmente en cuanto a nuestras demostraciones de cariño, los hijos sufren altibajos no porque no sientan lo mismo, sino porque es una cuestión de prioridades.

Desde el mismo momento que somos madres, nuestra entrega es total y nuestros hijos son nuestro mayor tesoro. Sin embargo, los hijos quieren a sus madres al principio, porque los amparan, los nutren y porque es la persona con la que contactan permanentemente.

En la etapa escolar los niños comienzan a descubrir la existencia de otras personas y formas de sentir cariño, los compañeros de clase, los maestros, to un mundo nuevo por explorar. Aún así, la dependencia de los hijos con respecto a las madres es todavía importante.

Cuando llega la adolescencia, comienza el sufrimiento pues las madres no queremos compartir nuestro cariño con otras personas que comienzan a entrar en la vida de los hijos. El alejamiento es evidente y el control se convierte en ineficaz. Tardamos cierto tiempo en asimilar esta nueva situación.

Sería de gran ayuda que nuestros hijos colaboraran en esta etapa, simplemente demostrando que nosotras somos importantes en sus vidas con palabras, gestos, miradas, intenciones, cualquier iniciativa por su parte se transforma en un inmenso regalo para las madres.
La mayoría de nuestros jóvenes hijos desean adquirir la independencia, pues bien cuando llega ese momento, es deseable que la comunicación siga siendo lo más estrecha posible.

Los hijos no deben confundir ese deseo de saber o de conocer los aspectos de su nueva vida, con cualquier intento de control. Es simplemente amor.

Menos mal que esta etapa dura sólo unos cuantos años y he podido comprobar que una vez superada, las aguas vuelven a su cauce. Tanto madres como los hijos siguen unos caminos que normalmente son paralelos, incluso por momento son una misma línea.

!! Hijos, recordad que algun día seréis padres !!
Sólo os pedimos de tarde en tarde un TE QUIERO

Alguién muy especial me he sugerido que hable de este tema, y con mucho cariño se lo dedico.



-------------------------------------------------------------------------------------------------

Medianoche es tan generosa, que ha tenido a bien ofrecer todos sus premios.

Me da un poco de pudor tomarlos pues en nada los merezco, pero soy una persona agradecida y por lo tanto los recojo y con mucho cariño los expongo debidamente.

Ella tiene el don de la palabra y con sus versos sabe llegar al alma. No dejéis de leerla porque os cautivara.










































Muchas gracias medianoche . Yo, por mi parte, se los ofrezco a todos mis amigos con el mismo cariño que los recibi.

24 comentarios:

  1. Querida Nuria: Eres maravillosa. Estoy totalmente seguro (pues conozco del tema y a quíen te refieres) que una vez que lo lea el efecto que quieres conseguir se hará realidad, para felicidad de quién así lo espera.

    Pues la distancia nunca debe de menoscabar nuestros sentimientos. Y sólo es: ¡Hola, estoy estupendamente y que sepas que te quiero!. Solo eso que es mucho.

    Un besote grande ciudadana.

    Por cierto, enhorabuena por esos premios más de quién vienen.

    ResponderEliminar
  2. En mi humilde opinión hay muchos padres que no comprenden que sus hijos, aunque sean suyos, son unos seres humanos que tienen una vida aparte de la de ellos.
    Como bien dices existen unas etapas más cambiantes para los hijos y eso es debido a que la vida de los adultos es estable y la de ellos no.
    Lo importante es establecer unas relaciones tenedentes a una amistad duradera en la familia. Se tienen que establecer vínculos mejores incluso que con las mejores amistades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes muchisima razón en tus palabras.Bonito post Nuria.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Muy buena tu reflexión...Y enhorabuena por los premios.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que los que no somos padres aún no somos capaces de entender lo que es tener un hijo, claro.
    Nosotros todavía vemos la historia desde el otro lado...
    Felicidades por tus premios!

    Un beso, Nuria!

    ResponderEliminar
  6. Hola Nuria. Espero que estos pequeños problemas con los hijos se solucionen. Mi hijo está entrando en esa etapa. Intento estar a su lado, porque él quiere cada vez más independencia. Es duro asumirlo, pero debo aceptar que está creciendo. De todas maneras yo soy muy tocona, y como de momento me sirve, le doy besos y abrazos siempre que puedo. Supungo que cuando sea un poco más alto que yo ciertas cosas cambiarán.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  7. difícil tema para comprender....
    esto vá pasando de generación en generación......a veces los padres no comprenden y otras veces los hijos no comprenden..
    a mis hijos siempre les digo que sólo entenderán cuándo sus hijos sean grandes!!
    no reclamo, pero sé que es así....
    cuándo necesitan de mamá-abuela,cómo quién no quiere la cosa, aparecen....que no se crean que no me doy cuenta!!
    sólo que me hago la tonta...porqué estoy agradecida que a pesar de.....estén en mi casa!!!!
    los hijos hacen su vida y en general poco piensan en sus papás.
    y,no porque haya problemas familiares ni mucho menos, sólo porqué...es así!!!!!
    paciencia y comprensión!!

    besos,reina..

    felicitaciones por tantos premios, bien merecidos, obvio

    ResponderEliminar
  8. Nuria, es tan cierto lo que dices, pero es involuntario ellos como nosotros aprendemos luego de mucho andar en la vida el verdadero tesoro de ser amado por sus padres, pero es la vida misma que nos va alejando, no es una decisión que tomaron es un aprendizaje, de cada uno depende lograr distinguir el camino, muy bello tu texto.

    Nuria, dices muchas cosas bonitas de mí, no sé si las merezca pero muchas gracias por ese cariño que me otorgas, estas en mi corazón hermosa amiga.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Yo ya no tengo a mi mami conmigo, pero todos los días le digo que la quiero.

    Felicitaciones por los premios, y por supuesto que te los merecés, estos y muchos más!

    BESOTES HERMOSA!

    ResponderEliminar
  10. Que razon llevas...Me siento identificada totalmente con este pots..tengo a mis dos hijos fuera y a veces les tengo que tirar de las orejas...si..si hasta en la distancia dicen si me acuerdo de vosotros pero no llaman, quizas es porque son jovenes y aun no se dan cuenta del valor real de la familia.
    pero si algun dia son padres entoces se veran reflejados y valoraran a los suyos.

    Enhorabuena por tantos premios me llevo el osito de la amistad es una preciosidad.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  11. Uff... yo noto que desde que tengo los hijos adolescentes (18 y 16), tengo falta de ese cariño.Porque antes, cuando eran pequeños, no me los quitaba de encima. A veces tenia uno encima de una pierna y el otro en la otra. No se iban a dormir hasta que les daba un beso de buenas noches. Yo tambien soy besucona y achuchona...pero ahora?? Ahora los besos ya no los quieren o los quieren cuando a ellos les apetece no cuando yo hago el gesto. Si tienen un día de malhumor., mejor no acercarse.
    Ahh pero cuando tienen un problema, aun siguen buscando la proteccion maternal.
    Yo les quiero mucho, y lo digo amenudo, pero eso lo encuentran sensiblon.
    Pero es normal, esa edad es dificil. Ya lo valoraran cuando sean mayores.
    En fin son etapas, como dice Nuria.
    Nuria, porfaaa, me queda mucho a mi de esa etapa?? porque ya tengo ganas de que pasen..jejeje
    un besito a tod@s

    ResponderEliminar
  12. Pues si, se hacen grandes y eso lleva a que quieran y deban hacer su vida,aun asi... espero que un (te quiero) nunca falte, recuerdo que cuando era peque a mi grande le solia decir... cuando cumplas 18 te regalare una maleta con un letrero enorme que ponga (INDEPENDENCIA), jajaja ha cumplido 18 años en Junio y sabes que le regalé?? un vuelo en parapenteeee jajajajaja pensé... esto no lo olvidará nunca!!
    Aisssss espero que no, que sepa que siempre me tendrá.
    Precioso post Nuria, me ha encantado.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  13. Nuria, cielo, adoro tu templanza, tu serenidad. Ves las cosas sin acaloramiento, como yo, con la perspectiva adecuada. Eres grande, guapa, enormemente grande. Tanto que no se como cabes en ese cuerpo.

    Entrada inmensa que me aplico porque ya me gustaría a mi tener esa tranquilidad para esperar esos "te quieros" que a veces no llegan cuando una los ansía!!!

    Besitos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  14. La maternidad (y paternidad) es un ejercicio diario...
    Somos afortunados los que nos podemos comunicar bien con nuestros retoños, de todas formas creo que hay etapas pasajera que luego una vez que llega la madurèz de los crìos pasan, me encantò elpost y que lo hicieras por alguien.
    Te felicito por los premios. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  15. José :
    Tu sí que eres un cielo porque estás ahí apoyándome cuando sufrimos por nuestros hijos.Ójala haya surtido efecto ý los jóvenes que están fuera de sus hogares paternos se acuerdan de echar esa llamadita tan esperada.
    Jo, lo de maravillosa me ha impactado y mi corazón ha hecho !! Plum !!

    Ulises :
    Pues claro que que los hijos deben llevar una vida, su propia vida, y espero que haya algo más que una profunda amistad entre hijos y padres. Además se necesita amor, cariño y todas esas cosas que le son negadas a muchos padres.

    Juancar:
    Gracias por entrar, simplemente soy una mamá

    Ana :
    Muchas gracias y esta reflexión debe hacerse en compañia de nuestros hijos ¿verdad?

    Angus :
    Muchas gracias por entrar y me halaga que te haya gustado el tema. Siéntete como en casa.

    Lourdes:
    Esto se comprende mejor cuando se es madre y más aún cuando los hijos son adultos.
    Es normal que no lo entiendas o que lo veas bajo otra perspectiva, si te sirve de consuelo cuando yo era una joven rebelde siempre discutía con mi madre. Ahora es mi confidente, amiga y mi tesoro, porque sé de su sufrimiento anterior, reflejo del mío y así sucesivamente de generación en generación.

    Anabel Botella:
    Aprovecha todo lo que puedas. Yo también he sido y soy muy besucona pero claro es difícil alcanzar a ´personitas que te sacan una o dos cabezas jeje

    ResponderEliminar
  16. Adrisol:
    Tú si lo entiendes. Mira que nos tenemos que hacer las tontas cuando te das cuenta que se estan aprovechando de tí, pero es que somos algo masocas o tal vez porque es así.
    De todas formas yo me siento afortunada porque nuestros hijos mantienen una relación muy sana con nosotros, que ya es en los tiempos que corren.

    Cantares:
    Ante todo gracias otra vez por avisarme de la triste noticia.
    Si puedo ayudar, no me cuesta nada, siempre que sea por una buena causa y desde luego esta lo era. Los hijos son nuestra mayor alegría y cualquier cosa pequeña que sea referente a ellos no afecta potencialmente.
    Gracias por entra, me pasaré por tu casa.

    medianoche:
    La vida nos aleja pero el amor nos une. Cuando hay amor, la distancia no cuenta.
    Llevo alejada físicamente (vivimos en diferentes ciudades ) de mi madre 35 años y ni un sólo día he dejado de cruzar aumque sólo sean dos palabras con ella.

    Stanley :
    Si es que se nota que eres un hombre muy cariñoso.

    Estela :
    Se les va a caer las orejas de los tirones que se merecen. Pero luego les vemos y se nos cae la baba. No tenemos remedio.

    Azu :
    Estas todavía en ese momento que notas que se alejan pero aún están. Esto se te acaba y cuando menos te lo esperes volarán y sólo volverán al nido en navidad como el anuncio del turrón jeje

    una sonrisa :
    !! Parapente!! Qué fuerte, yo no me aqtrevería a tanto, lo de la maleta hubiera esta muy bueno.
    Estos hijos nos vuelven loca pero es que damos la misma vida por ellos, cosa que sólo comprendemos los que estamos dentro de la barrera.

    Montse:
    Me suben los colores y se me saltan las lágrimas cuando me dices esas cosas tan bonitas.
    Tú sí que eres grande y ambas somos sólo unas madres que hemos vivido y vivimos para nuestros hijos mal que nos pese. El tiempo que les dedicamos es inversamente proporcional al que invertimos en nosotras.
    Y no puede ser de otra forma,
    Si el cariño proporcionada ha sido el correcto, tarde o temprano se darán cuenta de nuestra presencia, entonces seremos un ejemplo para sus propios hijos.

    Pakkaramu:
    Gracias por entrar y leerme, es un placer conocerte. Voy a conocerte ahora mismo porque me puede la curiosidad.

    Muchas gracias a todos por entrar y por vuestros comentarios tan bonitos.

    ResponderEliminar
  17. Tienes muchísima razón en todo lo que dices y el amor de una madre es lo más grande que tenemos los hijos.

    Un besito preciosa y gracias por las lindas palabras que has dejado en mi blog.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa!! juro y lo juro y rejuro que yo había dejado aqui un comentario... pero ¿¿ande estáaaa????....
    Bueno.. era un poco largo, así que lo haré resumido.
    Ayy Nuria...a mi me da pavor que lleguen ala adolescencia, la verdad. Yo las dejaría así... en fin.. me tocará pasar por eso y cruzo los dedos para poder hacerlo bien.
    Enhorabuena por todo sesos premios que tanto te mereces.

    Un beso fuerte y buen finde!!

    ResponderEliminar
  19. Todos nacemos de mujer, y entre las madres y sus hijos se crea un vínculo que para los hombres es difícil de entender, pero que ahí está.
    Desgraciadamente, vivimos en un mundo tan loco, donde a veces la comunicación falla y se producen tantos malentendidos, y cuando ya es demasiado tarde, no queda otro remedio .
    Cuántas veces, hemos lamentado algo que podríamos haber hecho antes, pero que nos damos cuenta, cuando ya es demasiado tarde?
    Muchas veces.
    Felicidades por los premios.
    Te los merece todos.
    Un rampybeso.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por el comentario, siempre tan amorosa conmigo!

    BESOTES HERMOSA Y BUEN FINDE!

    ResponderEliminar
  21. Te he dejado una cosita en mi blog, por si te apetece hacerlo...

    ResponderEliminar